sábado, 6 de marzo de 2010

Casablanca Jedai



Siempre se me ocurren ideas estúpidas. Venir a Marruecos el año que más está lloviendo es una de ellas. Hacerlo con una moto vieja, comprada de segunda mano y a la que casi no he usado es otra. Como los que montáis sabéis, una moto es como una mujer. Si os vais juntos de viaje sin saber sus manías, el romance puede acabar como el rosario de la Aurora.

I am always bringing up stupid ideas. Coming to Morocco the most rainy year is one of them. Doing it on a old preowned bike I do not know well is another one. As the bikers know, a bike is like a woman. If you both go on holydays and you do not know her attitude, the romance can be ending up in the mud.




En Tarifa me dijeron que o salía esa misma noche o probablemente me quedaría en tierra todo el fin de semana porque se avecinaba temporal. El barco de las ocho no salió. Sí lo hizo el de las nueve. Llegamos a Tánger a las diez y cruzar la aduana llevó sus buenos cuarenta minutos. Quizá yo salí de los últimos porque no pagué a ninguno de los “tramitadores”.

In tarifa they said to me that I had to leave that night or I world probable stay in land the whole weekend. The storm was coming. The 8 pm boat didn’t leave, but the 9 pm one did. We arrived in Tanger at 10. The paperwork took almost 40 minutes. I guess it lasted so long because I didn´t pay any local fixer.



Al despertar, Tánger era un lago. Agua por arriba, por abajo y por los lados. Poco tardó mi nueva montura en empezar a fallar. El agua se metía en las pipas de las bujías y la moto se paraba. Lo cual aumentaba el problema porque parado, el chaparrón era ineludible. A base de soplar las pipas, conseguí que al menos un cilindro arrancara. A cuarenta por hora hice los 30 km que me separaban de Larache.

Tánger was a lake in the morning. Water everywhere, and the bike soon started making problems. The water came in the spark plugs. The engine stopped and the we were really wet. I managed to dry one spark plug and one cylinder worked, enough to arrive Larache, 16 miles awasy.




Chapucilla con unos pedazos de goma a modo de condones y aire soplado a presión. Hala, listos para chupar más agua que tontos. Tuvimos que dejar la carretera nacional porque estaba cortada por las inundaciones y meternos por la autopista, donde los automovilistas locales nos demostraron lo mal que conducen por aquí. Por fin llegamos a Casablanca. Y siento decirlo, pero la película es puro cuento. Aquí no hay más que caos y suciedad. Ingrid Bergman hace mucho tiempo que cogió el avión.

The local mechanics did their best and we put a piece of rubber acting as a condom. We were ready to drink gallons of water. We had to go on the motorway because the highway was cut because the floods. The local drivers are killers. Fuck them all. At last we arrived to Casablanca. I am sad to say, but the film is just a tale. There is nothing else but chaos and rubbish. Ingrid Bergman took her plane too long ago.



Pero siempre hay motivos que justifican la locura de este viejo Jedai, como tener a la espalda un arco iris completo. Tal vez mañana tengamos suerte y encontremos los cofres lleno de monedas de oro que hay en sus extremos.

But there are also reasons for the mandes of this old Jedai, as having at the back a wonderful rainbow. Maybe tomorrow we will find the treasure at the end of it.

Salud.
Take care.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada